El diseño de locales comerciales es una de las prioridades indiscutibles en cualquier proyecto empresarial. No en balde supone la puesta en escena de nuestra marca, servicio o producto; y sin duda es una extensión de la filosofía del proyecto en cuestión. Es por eso que dentro de una estrategia de marketing empresarial, la definición de ese espacio de trabajo cobra un protagonismo importante, que en algunos casos es incluso primordial.

Y es que ese escenario comercial es importante por muchas razones. Puede ser una extensión de la imagen de marca que se quiere trasladar, pero además, cuando es un espacio en el que el cliente final se va a desenvolver, el diseño de locales comerciales tiene que ser planificado con minuciosidad para que sea atractivo, pero también efectivo y rentable. Por ejemplo, si estamos hablando de una empresa que destina sus servicios o productos a un público joven o de mediana edad, desenfadado, etc., la imagen de sus instalaciones de trabajo debe trasladar esa atmósfera. O por ejemplo, si el diseño del local comercial va dirigido por ejemplo a un restaurante para gente de mediana edad de alto poder adquisitivo, donde la propuesta gastronómica es exigente y se van a ofrecer propuestas diferenciadas, habrá que tener en cuenta la decoración, distribución y diseños de espacios más idónea a ese target y a cada tipo de servicio.

Las grandes claves del diseño de locales comerciales

Es por eso que a la hora de afrontar el diseño de locales comerciales hay que tener en cuenta algunas claves para ganar en eficiencia, en agilidad de servicio, etc., todo ello dirigido a obtener los mejores resultados de negocio.

Estilo. La imagen que traslada el local comercial es una extensión del concepto de negocio, de la marca, de la propuesta empresarial. Por eso, a la hora de definir el diseño de locales comerciales hay que conocer muy bien la filosofía, las labores que allí se van a desarrollar, etc. No es igual el diseño de un local comercial destinado a una juguetería, a un despacho de abogados, una tienda de ropa para gente joven o un restaurante fast food.

Distribución. La distribución de los espacios es otra clave importante cuando se afronta el diseño de locales comerciales. Para ello hay que conocer qué labor o labores (si hay varias) se van a desarrollar en este espacio. Por ejemplo, no es igual un establecimiento comercial destinado a la venta de un producto en concreto, que se fabrica en otro lugar y allí solo se realiza su exposición y venta, que otro tipo de negocio en el que haya que repartir entre zona de venta y zona de fabricación, elaboración, administrativa, etc. Así, en el segundo caso, habrá un diseño muy diferente a cada una de las zonas.

Atención a las zonas calientes. Uno de los principios del marketing aplicado al diseño de locales comerciales es que hay zonas que se denominan ‘calientes’, y que hay que tener en cuenta a la hora del diseño. Por ejemplo, está comprobado que la gente que accede a un local o establecimiento tiende a dirigirse hacia la zona derecha. Por eso, allí se pueden ubicar los departamentos de venta o los productos que más nos interesen destacar dentro de nuestro modelo de negocio.

Iluminación. Es una pieza clave en cualquier proyecto, y no podía dejar de ser importante cuando hablamos del diseño de locales comerciales. La luz del escenario en el que se desarrolla la labor profesional ha de ser estudiada meticulosamente, e incluso variar en función de los distintos espacios y las tareas que allí se van a desarrollar. Por ejemplo, en un local de hostelería donde se vayan a ofrecer distintas propuestas (zona de tapeo y comida, pero también de copas) habrá que utilizar iluminaciones distintas en función del servicio, de la hora, etc. Otro tipo de negocios, en cambio, tendrán que tener una luz concreta y uniforme en todo el espacio y en todos los momentos.

Son muchos los detalles que hay que tener en cuenta en el diseño de locales comerciales, y si  se es meticuloso se puede incidir hasta en la música que sonará en ese lugar, el olor, la climatización, etc. En Lino Valencia Arquitectos analizamos hasta el más mínimo detalle del proyecto de negocio o de la marca para conseguir con nuestro diseño de locales comerciales ayudar a la hora de obtener los mejores resultados y beneficios.